Pocophone: la nueva marca de Xiaomi busca que olvides a Apple por unos 300 euros.

Decia Groucho Marx que la felicidad se basa en las cosas pequeñas: un pequeño yate, un pequeño palacio, una pequeña fortuna... Con una filosofía similar parece haber llegado a Europa el primer Pocophone, de Xiaomi, llamado F1. Poco, pero a tope de especificaciones.No le bastaba a la firma china haber escalado en apenas unos meses hasta los primeros puestos de ventas de smartphones en Europa. Ni tampoco ser considerada por muchos como el «Apple chino», un indicativo tanto de sus aspiraciones como de su forma de ver este complicado y a menudo cruento negocio de la telefonía móvil.

Por eso, Xiaomi ha decidido no dejar nada para luego, dar el siguiente paso y presentar en Europa su segunda marca, Pocophone, que hasta ahora solo había introducido en el mercado indio con la reciente presentación de su nuevo Pocophone F1 y cuyo desembarco europeo se ha anunciado este lunes en Paris.

La idea que dio origen a Pocophone es sencilla: centrarse en lo «poco» que al consumidor realmente le importa. Y ese «poco» pasa por el diseño, la cámara, el procesador, la batería y la memoria. De esta forma, mientras otras marcas rizan el rizo con funciones que casi nadie usa y que elevan el coste de un «top» de gama hasta los 1.0000 euros, Pocophone se centra en lo importante y consigue hacer lo mismo por cerca de 300.

En otras palabras, no hay que dejarse engañar por el nombre «Poco», ya que se trata de un terminal de muy altas prestaciones y que cuenta con los componentes más avanzados del momento. Una estrategia que, junto con la auto limitación de sus beneficios a un escueto 5%, es la «firma» de Xiaomi para la comercialización de todos sus productos.